Área Pacientes
Área Profesional
 Área Profesional
Novedades
Empresa
Dpto. Comercial
Equipos
Por qué elegir CERCO
  Compañías Asociadas
Consultores CERCO
Pacs on-line
Consultas Profesionales
Información de interés
Citas on-line
Inf. de exploraciones
Sedes
     

 

Noticias

Comentarios de las Resonancias Magnéticas llamadas "abiertas" en comparación con las cerradas

 

Conceptos previos
Una unidad de Resonancia Magnética de cualquier tipo se compone del conjunto llamado escáner y de la bobina concreta que se aplica al enfermo según cada exploración.

El escáner consiste en un potente imán (eléctrico - electroimán - o natural) que produce un intenso campo magnético. La intensidad del campo magnético se mide en Telas (T). El campo magnético de las unidades de imagen empleadas en medicina varía desde 0.2 T (bajo campo), 0.5 T (medio campo) y superiores a 1 T (alto campo).

La unidades de Resonancia Magnética fueron inicialmente de medio campo (0.5 T). Dada la ampliación de sus indicaciones y su empleo cada vez mayor, aparecieron unidades de bajo campo (0.2-p0.3) con la única ventaja de ser mucho más económicas de costo y de mantenimiento que las de campo medio o alto. Estas unidades no trabajan, como las de medio-alto campo, con un potente solenoide situado en un aplicador que tiene forma de cilindro en el que se introduce el enfermo, sino en forma de dos placas que constituyen los polos de un imán, entre las que se coloca el enfermo a estudiar. Por ello las unidades de bajo campo no tienen forma de tubo, sino de dos placas paralelas entre las que se coloca el enfermo.

Esta forma de colocación se planteó comercialmente como una ventaja, aplicándoles la denominación general de "resonancias abiertas" y sugiriendo que suprimen la claustrofobia y facilitan el manejo de determinados enfermos. Con ello intentan eclipsar sus claros inconvenientes cara al diagnóstico por imagen.

Hay que aclarar algunos puntos fundamentales:

   
  1. Las resonancias "abiertas" no son totalmente "abiertas"
Tienen, como hemos dicho, parte inferior y techo; solo en la zona lateral están discretamente abiertas. Pero además, y como en las cerradas, la zona a estudiar (cabeza, rodilla, espalda) se debe incluir durante la explotación en una bobina, que a los supuestos claustrofóbicos también le provoca efecto de claustrofobia.

2. En cuanto a su intensidad de campo, la resonancia de 0.2 Teslas tiene claros inconvenientes frente a la de 0.5 Teslas
   
 

a) La eficacia de la exploración con Resonancia Magnética depende de la intensidad del campo magnético de la unidad, porque:

Cuanto mayor es la intensidad de campo, mayor es la relación señal/ruido (llamamos señal la radiación procedente de las zonas orgánicas a estudiar, y ruido, la procedente del fondo de la zona estudiada, que entorpece la percepción correcta de la señal). Por ello, con mayor intensidad de campo la imagen se presenta con mayor contraste.

Esto quiere decir que con mayor intensidad mejora la sensibilidad y la resolución de la imagen (es decir, se perciben más detalles, lo que en muchas ocasiones es fundamental para un diagnóstico correcto).

b) Es interesante consignar que las exploraciones con resonancia "abiertas" de bajo campo requieren un tiempo de exploración superior al de las resonancias de alto campo, con lo que, en realidad aumenta la molestia del enfermo al tener que estar más tiempo en posición inmóvil.

c) Un concepto fundamental en imagen por Resonancia Magnética es la estabilidad del campo magnético mientras se hace la exploración. En las unidades de medio y alto campo, al estar el enfermo en un cilindro, se asegura la completa estabilidad del mismo (distribución homogénea de la intensidad del campo magnético en la zona de exploración). Las resonancias "abiertas" no eliminan el influjo de los campos magnéticos de la zona y tienen más inhomogeneidad del campo magnético, lo que se constituye otro factor de menor sensibilidad de la imagen.

d) El mayor tiempo preciso para hacer una exploración no permite o dificulta la realización de exploraciones funcionales o estudios dinámicos con resonancia magnética, de especial interés en corazón, vasos sanguíneos y cerebro.

e) En resumen, las resonancias de 0.5 T, al tener más sensibilidad espacial y temporal, hacen estudios con más sensibilidad de imagen (detección de anomalías) y más especificidad (atribución de esta anomalía a una patología concreta) que las resonancias de 0.2 T "abiertas".

Finalmente, el argumento de la utilidad de la resonancia magnética abierta en pacientes claustrofóbicos es claramente falaz. Por una parte, la incidencia de claustrofobia en pacientes a explorar es menor del 3 por mil. Además, estos pacientes por lo general vencen la claustrofobia con una debida explicación de la metódica de la exploración (estos pacientes suben en ascensor, van en taxi, están en breve tiempo en estancias cerradas). Y, en caso de dificultad extrema, se les aplica una sedación medicamentosa con la que se realiza debidamente la exploración.

Todo esto no apoya la sugerencia de los fabricantes de resonancias "abiertas" de hacer pasar por mejor una resonancia con un campo magnético de menos de la mitad de intensidad de una resonancia de campo medio, cuando el único argumento real de su promoción es su precio, muy inferior al de las resonancias de 0.5 Teslas, por las que se instalan en Centros de no muy elevada inversión cara a proporcionar un buen servicio de imagen a sus enfermos.

   
   
 
 
   
 
CERCO - Centro Radiológico Computarizado - TAC - Resonancia Magnética Sede Social: Ronda de Capuchinos, 11 - 41009 Sevilla
Tlfnos: 954 358201 954 350151 954 357743 954 431329 - Fax: 954355850 - E-mail: administracion@cercosa.com